Brackets autoligados

  

Ventajas:
 
 

Tratamientos sin extracciones de dientes. Al ejercer fuerzas más ligeras conseguimos un mayor rango de movimiento dentario y más fisiológico.

Movimiento dentario más confortable. Evitan ejercer fuerzas excesivas que pudiesen producir molestias.

Movimiento dentario más rápido. Los brackets de autoligado en combinación con arcos de última tecnología ejercen la fuerza óptima que necesitan los dientes para moverse de la forma más fisiológica y eficiente.

Tratamiento más corto. Los tratamientos pueden ser hasta un 50% más rápidos que con los brackets convencionales.

Citas más espaciadas. El sistema de autoligado en combinación con arcos superelásticos de la más alta calidad permiten que las citas al ortodoncista sean cada 8 semanas en lugar de cada mes.

Citas más cortas. Las citas dentro del gabinete son más cortas en comparación con los sistemas clásicos de brackets.
  
Menos casos quirúrgicos. Al permitirnos un mayor rango de movimiento dentario, hoy en día somos capaces de solucionar casos severos que hasta hace muy pocos años sólo podíamos resolverlos en combinación con una cirugía ortognática.
 
Mejoría de la estética facial. El tratamiento no solo produce una mejoría a nivel dentario, también favorece la belleza del rostro al dar más soporte a los tejidos blandos del tercio inferior de la cara de una forma natural, sin necesidad de realizar cirugía estética.